Diseñadores Gráficos: del texto a lo visual a través de las Infografías

En ocasiones estamos bombardeados por tanta información, que un gran porcentaje de esta se pierde. Es difícil lograr captar la atención de la gente por más de un instante. A veces, los textos que nos llegan son tan extensos que, de sólo mirar su longitud, terminamos desechándolos.

 

Este es un reto que los diseñadores deben enfrentar. ¿Cómo lograr captar la atención de la gente por más de un instante? Para ello las infografías son un extraordinario recurso. La profesión del Diseñador Gráfico está sentada sobre la creatividad y ella es la que los puede ayudar a pasar del mero texto a lo visual.

 

A continuación, te ofreceremos algunos tips para lograr que estos contenidos sean atractivos y logren “enganchar” a la audiencia, sin mencionar el objetivo final, que es que sean compartidos.

 

¡Una imagen vale más que mil palabras!

 

Ya es bien sabido que los humanos somos, en su mayoría, visuales. Las imágenes son la ventana para absorber el conocimiento de la manera más efectiva. De hecho, y según la American Journal of Ophthalmology, el 50% de nuestro tejido neuronal está relacionado con el tema de la visión. Es por ello que las imágenes son un extraordinario recurso a usar para transmitir información.

 

Por otra parte, las informaciones, noticias y artículos que circulan en Internet y que nos llegan a través de las diferentes plataformas de las cuales hoy disponemos, en ocasiones son demasiado extensas o muy complicadas. Si unimos esos dos elementos y le agra gamos la creatividad de un Diseñador Gráfico… nace la magia de la Infografía.

Tal vez te interese leer:  Vida en el Instituto: un mundo que debes explorar

 

La infografía es un extraordinario recurso informativo y periodístico que consiste en contar un tema a través de imágenes y textos breves. Por su puesto que diseñar un contenido descriptivo basado en imágenes no es tan fácil. Pero hay varios tips que sirven a para agilizar el proceso.

 

  • Trata de contar una historia. Las personas aman las historias y nadie se va hasta llegar al final.
  • El título debe ser el elemento que impacte.
  • Usar íconos y símbolos familiares a la cultura icónica de la sociedad en la que nos desenvolvemos. Analiza bien que sean las imágenes correctas. Piensa, por ejemplo: ¿La manzana es un símbolo universal que se usa como presente para un maestro?
  • Minimizar lo más posible el uso de textos. Usa cifras y fechas.
  • Desarrollar la información de manera esquematizada. Para ello se puede hacer uso de los colores como un recurso.

 

Ahora que sabes lo necesario para deshacerte de tanto texto y lograr algo más visual, comienza a trabajar. La práctica, sin duda, hace al maestro. Así que arranca por informaciones muy densas y complejas, pregúntate cómo la contarías en imágenes y luego agrega los pequeños textos necesarios.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta